Presupuesto familiar

En un artículo anterior te invite a que elaboraras tu presupuesto familiar. Si no lo has leído aquí te dejo el link. El presupuesto ¿Qué es y Cómo Elaborarlo?

¿Por qué es importante llevar un Presupuesto Familiar?

Sé que para muchos esta tarea puede resultar tediosa, e incluso pueden pensar que llevar un presupuesto mensual de sus gastos e ingresos les roba libertad, pero vamos a analizar un poco el asunto.

Te hago una pregunta: ¿Estamos de acuerdo que lo que no se mide no se controla?

Veamos un ejemplo.

Supongamos que junto a tus compañeros de trabajo vas a realizar una reunión por Navidad. Y como tú no tienes tiempo de organizarla, 3 de tus compañeros tomaron el control y ellos se encargaran de hacer las compras y realizar todos los arreglos para la celebración. Tu solo deberás pagar la cantidad de dinero que te corresponda.

Hablemos un poco de los organizadores de la fiesta. Digamos que son personas jóvenes, sin hijos, que ganan un buen salario en la Compañía. Y aunque esta no es una generalidad, asumamos que no tienen mayores responsabilidades económicas por tanto llevan poco o nulo control de sus gastos.

Cada dos días, los organizadores compran o reservan algún artículo para la fiesta, y conforme lo hacen pasan la cuenta y te dicen cuanto te corresponde pagar. Los gastos se van generando y tú no tienes idea de cuánto te va a tocar pagar al final, ni si todavía falta poco o mucho.

Te pregunto y espero respondas honestamente: ¿Estarías dispuesto(a) a aceptar un arreglo así?

Es probable que digas que tú no vas a regalar tu dinero de esa manera, correcto?. Porque si, eso es lo que se siente, que lo estas regalando o botando a la basura. Y la verdad es, que no tiene sentido que porque a alguien no le guste planificar se vaya, probablemente, a incurrir en un gasto mucho mayor que si se hubiese hecho una planificación previa y se hubiesen buscado las mejores opciones para dar un mejor uso al dinero.

Permíteme decirte una cosa, eso es exactamente lo que haces tú diariamente con tu vida si no manejas un presupuesto. El dinero entra, y así como entra se va, y si te pregunto en qué lo gastaste la verdad es que no sabes. Dirás que la vida está muy cara y que todo cuesta y etc., y eso puede ser cierto. Pero te aseguro que si elaboras tu presupuesto vas a identificar unos gastos que tu pensabas que eran pequeños y que no tenían importancia y son esos los que están llevando tu cuenta a cero todo los meses.

presupuesto familiar

Beneficios de llevar un Presupuesto Familiar

Entonces, cuales son los beneficios del presupuesto familiar? Aquí te menciono algunos.

Definición de tus gastos: el presupuesto te va a permitir saber exactamente cuánto dinero se gasta y en qué se gasta.

Control de gastos: cuando conoces exactamente cuánto gastas y en que, evitaras mensualmente que esa cifra aumente. Por ejemplo si tu gasto mensual en comida (supermercado) es digamos entre $100 a $110, el mes que gastes $150 te va a dar una alerta y vas a investigar que paso ahí para que no vuelva a suceder.

Reducir gastos: el conocer lo que gastas y en que, te permite decidir si puedes disminuir o eliminar algunos de esos gastos. Te sorprenderá saber que hay gastos que tienes, que no sabes que los tienes, y que además  no son necesarios ya que no te generan ningún valor.

Ahorro: una vez tengas identificados y ordenados tus gastos, podrás determinar una cantidad mínima para ahorrar. Quizás en principio sea poco, pero luego que continúes limpiando tus cuentas verás como ese número se hace mayor.

Evita que te endeudes: si ya tienes un mapa de cuanto es lo que debes gastar en cada renglón de tu presupuesto no harás gastos mayores ni tendrás que recurrir a tarjetas de crédito o préstamos. Además analizar la situación de tus deudas también te permitirá hacer un plan para salir de ellas. Que por cierto, es de las primeras cosas en que debes enfocarte.

Abre posibilidades de inversión: el ahorro que comenzaste a tener, posteriormente podrás utilizarlo para realizar inversiones y generar más dinero. Esto luego que hayas eliminado tus deudas y tengas un “colchón” ahorrado.

Te invito entonces a estudiar muy bien tus gastos. Identifica realmente cuales son necesarios y cuáles no, cuales puedes disminuir y cuales eliminar. Probablemente la primera vez que lo hagas concluirás que todos son necesarios. Pero créeme que no es así.

Plantéate objetivos, recuerda que esto es solo uno de los primeros pasos para lograr unas finanzas sanas, que te permitan más adelante alcanzar la libertad financiera. Piensa a largo plazo. Se consciente de que el dinero que gastas por impulso hoy, puede representar una oportunidad perdida en el futuro.

Aprende y aplica esto, para que luego puedas transmitírselo a tus hijos. Mientras más pequeños comiences a inculcarles buenos hábitos más sencillo será.